Cargando
muro templo templario

Descubren la cabeza de una reina egipcia y la tumba de un faraón olvidado

Cabeza de madera de reina egipcia

La cabeza es parte de una estatua que representaría a Anjesenpepi II. Fue una reina que gobernó Egipto durante la niñez de su hijo, Pepy II, quien heredó el trono a los 6 años.   

Se trata de una cabeza de madera, que probablemente representa a Anjesenpepi II, una de las reinas más importantes de la VI Dinastía de Egipto.

Ha sido desenterrada en mal estado de conservación en una zona situada al este de su pirámide en la necrópolis de Saqqara.   

Las excavaciones arqueológicas han sido realizadas por un equipo arqueológico suizo y francés de la Universidad de Ginebra.   

La cabeza se encontraba en un estrato inalterado al este de la pirámide de Anjesenpepi II. Cerca de la zona en la que recientemente se ha descubierto un piramidón (la parte más alta de un obelisco) de la reina egipcia.   

La cabeza de Anjesenpepi II tiene más de 4.000 años de antigüedad. Tiene proporciones casi humanas e incluye una parte del cuello de 30 centímetros de largo. Su gesto es adusto y en sus orejas luce unos pendientes de madera.   

«La zona del hallazgo es prometedora y pronto podría revelar más secretos».   

Secretario General del Ministerio de Antigüedades

La cabeza de madera va a ser restaurada y los arqueólogos continuarán con sus excavaciones. Quieren descubrir la pirámide satélite de la reina Anjesenpepi II y el resto de su complejo funerario.  

Muro de una tumba de algún faraón

Un muro de contención se está investigando por un grupo de arqueólogos británicos. Se cree que se construyó para proteger a unas tumbas del Imperio Antiguo de Egipto    

Los arqueólogos detrás de este proyecto piensan que el muro de contención sirvió para estabilizar la ladera de una colina. La cual acogería una serie de tumbas en su seno.   

En Qubbet el-Hawa, arqueólogos de la Universidad de Birmingham, han descubierto un muro que podría presagiar el hallazgo de tumbas faraónicas.   

La Universidad de Birmingham explica en un comunicado que esta «podría ser una prueba convincente de nuevas tumbas faraónicas en Qubbet el-Hawa, en Asuán».   

Se cree que el muro descubierto estaba destinado a proteger tumbas. Podrían incluir las de Harkhuf y Heqaib, gobernadores de la isla Elefantina durante el Imperio Antiguo de Egipto.   

Además, los investigadores no descartan la posibilidad que tras los muros se encuentre la tumba de un faraón.   

«Los descubrimientos están alterando drásticamente nuestro conocimiento sobre el paisaje funerario de esta zona durante el Imperio Antiguo y el Primer Período Intermedio de Egipto, entre el 2278 y el 2184 a.C.».   

Según uno de los integrantes del proyecto.

El Director General de Antigüedades de Asuán y Nubia, describió al hallazgo como «impresionante». Y expresó que «ahora es sólo cuestión de tiempo hasta que se descubran nuevas tumbas dentro de esta importante necrópolis». 

Puedes verlo ????!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *