Cargando

Ciencia Nazarí

Transmisión del saber en la época nazarí

Hay que destacar la profunda conexión entre la política y la religión en los núcleos urbanos. Que es lugar donde se desarrolla la mayor parte de la producción intelectual. 

Esto influye en que solo se refleje lo que está relacionado con las clases sociales altas. Por tanto dejan de lado otros aspectos que para nosotros son importes también.

Además muchos de los documentos que nos han llegado fueron redactados en el ámbito oficial, por lo que pueden estar influenciados en su composición. Pues tenían un cariz ideológico que no era el de toda la población, sino el del ámbito oficial y elitista.

Escuelas intelectuales nazaríes

El emirato nazarí se caracteriza por su extensa soberanía política, que administró tener una corte intelectual. A la vez que impulsaba la actividad cultural, como la docente.

Esto llevaba a la relación directa entre maestros y discípulos, de los que nos constan con bastante precisión de que maestros fueron discípulos, pues los intelectuales en sus obras exponen que eran discípulos de tal o cual mentor o maestro.

Esto influye en la creación de unas escuelas intelectuales, que incluso a veces, tenían lazos familiares y de parentesco.

Los tres grandes centros urbanos del reino nazarí con transmisión del saber son Almería, Málaga y la propia Granada. Aunque hay algunos otros lugares, como Almuñécar, Baza, Tarifa…

Solo en Granada se desarrolló la institución educativa de la madrasa, con origen en el Oriente islámico en el siglo XIII. Llegó a mediados de ese siglo a Granada a manos de Yusuf I, su fundador.

Las Ciencias Exactas en la época nazarí

Matemáticas en la época nazarí

El desarrollo de las matemáticas es escaso en comparación con otras disciplinas.

Solo hay evidencias indirectas sobre filósofos hábiles en matemáticas como Ibn Bayya (siglo XI-XII) o Maimónides (siglo XIII).

Maimónides

Si se conoce la introducción de desarrollo de aritmética y algebra por parte del matemático y sabio al-Qalasadi (siglo XV).

Estas innovaciones de origen oriental y magrebí las introdujo en al-Ándalus a través de sus viajes por Oriente y el Magreb.

Pero no se conocen las fuentes que este matemático usó.

Astronomía en la época nazarí

Gran impulso de la astronomía en al-Ándalus, desde dos corrientes diferentes que se desarrolló en la época, como son la astronomía-matemática y la astronomía-física.

La primera consistía en la predicción de las posiciones planetarias según los datos de la observación. 

Astrolabio nazarí

Se consiguieron numerosas aportaciones como el astrolabio convencional. De los que se tiene constancia de dos tratados nazaríes, uno de Abu-l-Salt, y otro de Ibn al-Nattah.

Estos astrolabios se construían por artesanos andalusíes, de los cuales se conservan algunos ejemplares.

En el siglo XI aparecieron los primeros astrolabios universales, que eran válidos para cualquier latitud y fue continuado en el siglo XIII.

Instrumentos astronómicos nazaríes

Otro instrumento importante de la astronomía andalusí del siglo XI son los ecuatorios. Sobre ellos existen tratados de Abu-l-Qásim b. al-Samh (siglo XI) y Azarquiel (siglo XII).

En este contexto se profesionalizó en la Granada nazarí el cargo de muwaqqit. Que era el funcionario de una mezquita responsable de la astronomía en relación al culto.

Se sabe que tuvieron este cargo, en la mezquita aljama de Granada, Husayn b. Muhammad b. Baso y su hijo (siglo XIV).

El interés de la astronomía aplicada al culto islámico (miqat), sin duda benefició el auge por las investigaciones y estudios en este campo.

Relacionados, por ejemplo, a los cuadrantes solares o relojes de sol, ya que Ibn al-Jatib expone que Husayn b. Baso fue un constructor de estos instrumentos.

Sobre la astronomía-física hay que decir que se desarrolló a partir del siglo IX de la mano de la escuela filosófica andalusí, de tendencia aristotélica y neoplatónica.

En siglos posteriores aparecerán personalidades importantes en este campo como Ibn Bayya, Ibn Tufayl, Averroes o Maimónides.

Se dará una doble vertiente, la ptolemaica y la aristotélica-neoplatónica. 

Física

Tuvo un importante desarrollo casi exclusivamente en la etapa almorávide-almohade en al-Ándalus y en Granda. 

En este campo destaca la dinámica de Ibn Bayya, quien conocía los tratados de filósofos griegos anteriores. Y se centrará en el estudio de la dinámica de los cuerpos.

Lo que supondrá un gran avance respecto a lo escrito por Aristóteles, además con posterioridad será seguido por físicos italianos del siglo XVI.

Ibn Bayya

Las Ciencias Aplicadas en la época nazarí

En la Granada nazarí se da un decaimiento de los estudios en botánica, farmacología y agronomía, en relación a las etapas almorávides y almohades anteriores, donde sí tuvieron un notable desarrollo.  

Medicina en la época nazarí

Es de las pocas ciencias aplicadas que no tuvo un decaimiento en su estudio. Sobre todo, a partir de Muhammad II, quien atrae a su corte personajes diversos.

Con ellos se desarrollará una escuela de médicos eruditos, en la que destacó Ibn Hudayl, que enseño medicina en la madrasa.

Hubo otra escuela pero de carácter popular representada por Muhammad al-Safra, cirujano, del que nos ha llegado documentación escrita. Sobre la peste negra de 1348-1349 nos han llegado escritos de Ibn al-Jatib, Ibn Jatima y Muhammad al-Saquri.

Según ellos la peste se debió a la conjunción de tres planetas. Esto había corrompido la atmósfera y el aire infectado era el que extendía la epidemia.

Para evitar los contagios de la peste proponen una serie de medidas profilácticas como la fumigación con especias y perfumes, entre otras.

Tratados médicos nazaríes

De al-Saquri tenemos otros tratados médicos, sobre los diferentes tipos de flujo intestinal (Regalo del que ruega y reposo del que reflexiona) y un recetario (Muyarrabat o Recetas experimentadas).

De al-Safra nos ha llegado el tratado Tratamiento exhaustivo y sólido de heridas, inflamaciones y tumores.

Las referencias que tenemos de él, lo mencionan como mutatabbib (médico empírico) y no de tabib (médico académico), pues se demuestra su conocimiento práctico de ese tipo de lesiones.

De Ibn al-Jatib, quien es reconocido como tabib, tenemos el tratado Práctica de quien ejerce la medicina con aquellos a los que ama, donde resume los métodos de tratamiento, sin incorporar nada nuevo, salvo en la parte de oftalmología.

También está el tratado Cómo llegar a conservar la salud a lo largo de las estaciones del año, con carácter divulgativo de claras influencias hipocráticas (Dieta y Aires, aguas y lugares), donde expone los modos de vida según la época del año y así conservar una buena salud física y mental. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *